Un poco de Jazz Manouche en directo en Barcelona


Fue a mediados de los años 30 cuando empezaron a surgir algunas formaciones en clubs franceses del que acabaría denominandose como Jazz Manouche (o Gypsy Jazz); una fusión entre el jazz característico de la época (swing) y las tradiciones musicales gitanas centroeuropeas, de la cuál el máximo representante y propulsor fue Django Reinhardt.

De bien seguro conoceréis uno de los temas más míticos de éste, Minor Swing:

El género ha perdurado en el paso del tiempo, y de vez en cuando incluso no es raro escuchar algún tema en anuncios de televisión, en películas o, incluso, en algún videojuego (y es que servidor lo conoció y empezó a disfrutar gracias a ese gran Mafia: City of Lost Heaven, del cuál en un futuro espero que no muy lejano caerá algún post).

El caso es que desde hace algún tiempo me apetecía encontrar algún sitio en el que pusiesen o, algo que parecía bastante más improbable aún, tocasen en directo Jazz Manouche. Recuerdo haber estado googleando bastante sin éxito alguno, cuando, hace un par de semanas, de pura casualidad, buscando a-saber-qué, encontré la página web del Barcelona Pipa Club.

El Barcelona Pipa Club, como su nombre bien dice, era inicialmente un club de fumadores de pipa que se reunía frecuentemente para fumar y charlar. Con el paso del tiempo, el club abrió sus puertas organizando conciertos (principalmente de jazz) y diversas actividades. Tras varios cambios de sede, finalmente el Club lleva unos años asentado en el número 3 de la Plaza Real de Barcelona.

No sabía muy bien qué esperarme dada la poca información que circula por internet, así que finalmente me animé y, junto a un reducido grupo de conejillos de Indias – también conocidos como “amigos” – decidimos ver qué se cocía por el Pipa Club un domingo noche, día en el que, según la web, suelen hacerse las jams de Jazz Manouche.

El acceso al local es bastante curioso: no se trata de un local que esté a nivel del suelo, sino que está situado en una primera o segunda planta (en la puerta del local reza “Principal”). Así que entramos en la portería (que estaba abierta), subimos hasta el principal y entramos en el Club.

El Club, de ambiente íntimo y acogedor, es uno de esos pisos antiguos de Barcelona de techo alto y decoración clásica, con cada una de sus amplias habitaciones (amplias para tratarse de un piso, claro) habilitada para diferentes funciones; encontramos en ellas una pequeña barra de bar, sofás, un billar y, no menos importante, el escenario. No deja de llamar la atención la decoración y cantidad de detalles “piperos” que pueden encontrarse por todo el local…y es que no en vano el bar dentro del Barcelona Pipa Club recibe el nombre de Sherlock Holmes.

Así pues, tal y como rezaba la web, a partir de las 10 empezó la jam de Jazz Manouche a manos del conjunto Shine, del que me gustaría destacar, sin duda, su buen hacer sobre el escenario. La banda, compuesta por dos guitarras acústicas y contrabajo, tocó durante prácticamente tres horas (con descansos intercalados, evidentemente) temas del anteriormente citado género, dejando también cierto margen a la improvisación, con la entrada de un saxofonista a medio concierto.

Realmente es un gustazo, y algo practicamente inimaginable, encontrar un sitio con tan buen ambiente, música en directo de calidad, bien situado…y además, gratis. El precio de la bebida es más o menos equivalente al que podríamos encontrar en otros pubs por la noche, por lo que realmente, pocos o ningún inconveniente encuentro al lugar (en realidad, el único podría ser el espacio, y es que dadas las dimensiones del local, es muy fácil que se llene rápidamente).

Tras los conciertos, y también los días en los que no hay, suele reorganizarse la sala del escenario, colocando mesas (sillas las hay ya también durante los conciertos) y conviertiendola en un lugar perfecto para charlar con los amigos y tomar algo con buena música de fondo (los 2 días que he ido ponían música setentera-ochentera, tanto rock como pop).


Un punto a tener muy en cuenta es que, al menos los días de concierto y servicio de bar, en el local, aún siendo un club de fumadores, está prohibido fumar.

Barcelona Pipa Club abre todos los viernes, sábados y domingos a partir de las 6 de la tarde, y cierra alrededor de (tengo entendido) las 5 de la madrugada. Los viernes suele haber concierto (de diversos géneros, va variando todas las semanas; me comentaron que puede haber desde jazz hasta flamenco), los sábados únicamente abren como pub, y los domingos, a partir de las 10, concierto de Jazz Manouche de Shine.

Así que, si os gusta el Jazz y os apetece disfrutar de una noche tranquila charlando con amigos, ni os lo penséis dos veces🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s