Odio a mis vecinos


¿Porqué siempre tiene que haber alguno que se pase el día dando por saco? ¡¿PORQUÉ?! Estoy hasta las narices de ellos. Son una pareja de jubilados que, en teoría, viven solos. Y digo en teoría porque si me asomo por la ventana un día de primavera-verano cualquiera, puedo llegar a contar 15 o más personas en el jardín con sus 50 toallas de playa plantadas por todo el césped como si de una piscina municipal se tratase.

Me parece fantabuloso que tengan una piscina y la quieran aprovechar trayéndose a los nietos, pero es que eso no son niños, ¡son demonios! Y si sólo fuese uno o dos, pero no, son unos cuantos que valen por 50 cada uno de ellos. Parecen salvajes, se pasan el día gritando, tirándose a la piscina con el mayor ruido posible, y así, las 24h del día.

De buena mañana, niños a la piscina, e incluso hay noches que son las 12-1 y aún siguen ahí metidos, y gritando, claro, sino no tiene gracia. A mí todo esto me parece muy normal si lo hacen algún día, pero toooodos los días, teniendo en cuenta, a más a más, que estamos en una urbanización considerada zona residencial y con unas normas establecidas (ruido después de las 8h y antes de las 22h, respetar las horas de siesta que ahora mismo no sé qué horas son, etc.) debería ser considerada como tal, no como ahora mismo que parece que tenga una piscina municipal llena de críos salvajes con sus respectivos padres chillando detrás de ellos. Y ya no sólo es cuestión de respetar las normas, sino también a los vecinos, como el resto hacemos o procuramos hacerlo lo mejor posible.

Además, desde las 9 de la mañana que llevo escuchando a máximo volumen Cadena Dial (aún sigue, no la paran ni cuando entran a casa), música asquerosa que, junto con los gritos de los niños hacen que mis oídos, después de más de 8h, empiecen a sangrar. Y me da igual, aunque fuese música que me guste, a ver porqué tengo que estar todo el santo día escuchando música que no quiero escuchar.

Y para colmo, por las noches, cuando por fin hay calma y paz en la urbanización, ponen no sé qué cosa en la depuradora de la piscina que hace un “grrrrrrrrrr” insoportable cada 10 segundos que hace que pegue botes de la cama cuando empiezo a conciliar el sueño. El otro día no pude más y sobre la 1 de la madrugada mi madre acabó llamándoles a casa, aunque debería haber llamado a la policía, como ellos hacen con el resto de vecindario por un mínimo.

En fin, que parece que sólo en los pisos hay vecinos “porculeros” pero en las casas también los hay. Ya le gustaría a la piscina municipal de mi pueblo tener la cantidad de gente que hay ahí abajo.

2 pensamientos en “Odio a mis vecinos

  1. Parece que el mayor problema es la piscina y los que la usan…Bueno, ensúciales la piscina con orines putrefactos, échales mierda, lo más seguido posible, hasta que se cansen de estarla limpiando y se vayan a otro lugar a divertirse. Pero es mejor hacer las cosas en silencio, para que no sepan de dónde viene la venganza. Comprendo perfectamente por lo que estás pasando. La otra solución es mudarse muy lejos de esos malditos.

  2. Lo único bueno que tienen es que cuando pasa el verano desaparecen por completo. Yo creo que cada uno tiene sus problemas con los vecinos, vivan en pisos o casas, no creo que se salve ninguno.

    Gracias por pasarte, Tania, un saludo!!🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s