Fútbol, educación, pulpos y spam

Enciendes la tele. Fútbol. Cambias de canal. Fútbol. Cambias de canal. Fútbol. Cambias de canal. Un pulpo -en directo, en un telediario- profetizando el resultado de un partido de fútbol. Apagas la tele e intentas pensar en qué momento este mundo se volvió loco.

No hay duda de que el fútbol se ha convertido en la religión -y el mayor spam – del siglo XXI. La sociedad paralizada por 22 multimillonarios pateando un balón. Los medios dejando en segundo plano cualquier noticia, sea política, social o cultural, nada es tan importante como el fútbol. Pocas veces he llegado a sentir tanto asco, tanta vergüenza ajena por este país (aunque estoy seguro de que en muchos otros también se habrá hecho), que solo es capaz de reunirse, de manifestarse multitudinareamente, para reclamar pantallas gigantes para ver el fútbol. A nadie le importa el paro, a nadie le importa en absoluto la crisis que afecta a este país; da igual lo que pase, pero la masa zombieficada de población quiere fútbol.

Y es ahí cuando se plantea lo poco que han cambiado las cosas a lo largo del tiempo, y es que al pueblo, pan y circo. El pueblo no quiere complicarse la vida, no quiere comerse la cabeza, quiere una televisión llena de Belenes Esteban, de realitys, de fútbol. Cualquier banalidad es bien recibida. Y en eso el fútbol es la joya de la corona.

Porque, realmente, ¿qué hace del fútbol un deporte tan especial? ¿Porqué no se celebra masivamente la victoria de España en un campeonato de ping pong o de dominó? De verdad, ¿porqué ganar un mundial de fútbol es un acontecimiento histórico para el país? ¿Va a mejorar nuestra calidad de vida (lo hará en la de los jugadores, entrenadores y mafiosos metidos en los equipos, pero tened por seguro que nosotros seguiremos teniendo el mismo sueldo de mierda)? ¿Y ese sentimiento de “hemos ganado”? ¿Es que cuando Almodovar ganó el óscar por “Todo sobre mi madre” alguien dijo “hemos ganado un óscar”? Sinceramente, no me siento identificado con los jugadores del mundial. No es una cuestión política, es una razón moral.

No apoyo a la roja, ni a la lila, ni a ninguna, porque para mí no tiene ningún significado, la cuestión es sencilla: si no me aporta absolutamente nada en ningún sentido, no me interesa. Esos a los que los medios llaman “héroes” son simples -y mentalmente, MUY simples- personas que han pasado toda su vida jugado a fútbol. No les quiero quitar el mérito, pero ellos están quitando el mérito a cualquier buen currante de éste país, cobrando una suma que ninguno de los que leerá ésto va a cobrar ni sumando los sueldos de toda su vida. Sencillamente, no me apetece alabar a esos que tanto chupan y tan poco hacen por nadie. Que alguien me explique porqué debería hacerlo.

Y recalco el efecto zombieficador del fútbol sobre la sociedad. Esta conversación he llegado a tenerla unas 10 veces durante estos días, con personas diferentes:

– ¿Menudo partidazo el del otro día, eh?

– Ni idea, la verdad es que no me gusta el fútbol.

– Bueno, a mí tampoco me mata. Sólo veo los partidos más importantes.

La realidad es así: es raro, y está bastante mal visto que a uno no le guste el fútbol, por lo que la gente tiende a hablar de éste aunque sea a modo de decir “Eh, mira. A mí también me gusta el fútbol, y hago mis deberes viendo algún partido de vez en cuando”.

Lo que más gracia me hizo fue una conversación que tuve el otro día, que fue la que definitivamente me animó a escribir este post (contexto: trabajo en la sección de televisores de un Alcampo):

– (guardia de seguridad del Alcampo) ¿A cuánto va España? ¿Cómo que no miras el partido, tú que tienes todas las teles de ahí para verlo?

– Ni idea, no me gusta el fútbol.

– ¿Qué dices? ¿Entonces qué te gusta?

¿Entonces qué me gusta? Pues todo lo demás, hoyga. Que aunque no lo parezca, hay vida más allá del fútbol.

Y realmente, uno de los aspectos que más me preocupa es que estamos dejando que el fútbol se entrometa en la educación. Al elevar a los jugadores a la altura de dioses, estamos consiguiendo que los “valores” (por llamarlos de alguna forma) de éstos sean el ejemplo a seguir por los niños. Chulería, falta de educación y deportividad… obviamente no define a todos y cada uno de los jugadores, pero yo creo que con esas palabras definimos a unos cuantos de los más importantes. No sé a vosotros, pero a mi me parece patético que este tipo de personas sean el modelo a seguir por los más pequeños, y nadie hace absolutamente nada por evitarlo – un ejemplo del culto y veneración exagerado es, sin lugar a dudas, el anuncio de Nike del mundial. Por cierto, gracias Nike; casi conseguís que acabe odiando Hocus Pocus de Focus :D-.

En fin, me guste más o menos, las cosas no van a cambiar, y mientras haya cualquier hecho que merezca ser tapado o disimulado, cualquier crisis, problema político o económico, allí habrá un buen partido de fútbol para hacernos olvidar todo lo que no interesa que nos importe.

Únicamente a modo de aclaración, y aunque parezca contradictorio: me gusta el fútbol. Me gusta el deporte en sí, jugarlo (aunque sea un patoso, las cosas como son). No estoy criticando el deporte en sí, sino el enfoque masivo e idiotizador del fútbol televisado. Como decía, tanto da que el deporte en sí sea el fútbol – alguien decidió que éste era el deporte más importante en nuestro país, tanto podía haber sido cualquier otro, que el efecto sería el mismo-.

Actualizo: un pequeño vistazo al grado de subnormalidad adherida a la euforía colectiva que clama a los futbolistas de héroes, de leyendas con piernas y de personas dignas de admirar.

Estos majetes se han llevado una prima de 600.000 euros por cabeza. 23 jugadores por 600.000 = 13.800.000 eurillos = 2.290.800.000 pesetas. 2 billones a pagar por un país en crisis. Vergüenza, asco e impotencia, porque aquí nadie se queja. Nos suben el IVA, la luz, recortan de aquí y allá, pero a nadie le importa que estos desgraciados se lleven ese dinero del Estado. Si es que, además de robarnos, les veneramos. Nos merecemos lo que tenemos -bueno, no todos, yo a estos no les daría ni la hora xD -.

Anuncios

Momogoro: tienda recomendada

Tenía pendiente desde hace unas cuantas semanas de hablaros de la tienda online que montó hace un tiempo un colega, y que creo que podría interesar a bastantes de los que seguís este blog (y bueno, y así de paso a ver si les puedo dar un pequeño empujoncito).

Al grano; Momogoro es una tienda online que vende todo tipo de merchandising relacionado con el manga, pero apostando siempre por productos oficiales y de calidad.

Acompaño el post con fotos de algunos de los productos que venden, que sé que a muchas de vosotras os gustan las chuminadillas los artículos de Ghibli :)!

Podéis encontrar artículos de todo tipo, desde figuras hasta videojuegos retro, pasando por llaveros, camisetas, gorros y mochilas, todo ello -o la mayoría- de importación, oficial y no siempre fácil de encontrar por aquí.

Ante todo, se trata de una recomendación personal y voluntaria, ni me la han pedido ni me han pagado por ello más de 20 lingotes de oro,arrrr , me he animado a hacerla porque el trato que he recibido de ellos siempre ha sido inmejorable, y sabiendo que vendedores así desgraciadamente no abundan por internet, nunca está de más darles algo de publicidad gratuita, porque desde luego se la merecen.

Splice, lo nuevo de Vincenzo Natali cada vez más cerca

Y es que, a pesar de que ya hace dos años que fue rodada, e incluso fue proyectada en el último festival de cine de Sitges, hace ya unos meses, lo nuevo del director de Cube y Cypher todavía no se ha estrenado oficialmente en salas comerciales.

Splice es uno de los proyectos más ambiciosos y postergados de Natali, que empezó a concebir la idea que daría pie al film poco después de estrenar su opera prima Cube (estamos hablando nada más y nada menos que de 1997).

La trama gira en torno a Elsa(Sarah Polley) y Clive(Adrien Brody), dos científicos experimentados en la ingeniería genética que, jugando fuera del límite de lo políticamente correcto, empiezan a recombinar ADN humano obteniendo un ser a medio camino entre monstruo y mujer.

Está bien, esta vez Natali no va a merecer un Oscar precisamente al guión más original, pero conociendo la buena mano con la que suele llevar sus proyectos la cosa promete bastante. Y, sin duda, no podemos obviar uno de los aspectos más trabajados de la película: el diseño de la criatura (personalmente, lo que más me atrae de la película. Desde el alien de Giger no había visto un bicho tan impactante visualmente).

Lamentablemente, de momento aquéllos que la han podido ver no la dejan en el mejor lugar… prefiero no dejar morir la ilusión (llevo 3 años esperando a verla xD) y juzgarla por mí mismo este próximo 18 de junio, fecha de estreno definitiva (ya era hora) en España. Ya os contaremos qué tal (Endless no lo sabe, pero va a venir conmigo a verla 😀 xDDDD).

Saw VI: nueva entrega, misma mierda

Saw NUNCA debería haberse convertido en una saga… al menos así lo demuestra su cuarta, quinta y sexta entrega, a cada cuál más falta de originalidad…y de guión.

portadasSaw

Aterrador: salchichas en una portada de Saw. Me lo parece, o Saw VI tiene las peores portadas de la saga?

Pero vayamos por pasos… ¿qué es lo que hizo de Saw una buena película? La originalidad. El suspense. Unas actuaciones correctas. Por el mismo motivo que, por ejemplo, Cube fue una muy buena película, mientras que sus secuelas dejaban mucho que desear (bueno, Cube Zero aún se dejaba ver) es porque la idea que se presentaba era interesante y nueva para el público, y dejaba muchas dudas abiertas que realmente era mejor no explicar…y es que, al fin y al cabo, uno de los problemas del cine actual es que parece que nos tienen que explicar todo, hasta el más mínimo detalle, cómo si fuesemos tontos. Con ideas cómo la de Saw y Cube, creo que es mucho mejor dejar cosas en el aire y que el espectador pueda sacar sus propias conclusiones (o no) que explicarlo todo al detalle.

Pues bien, el caso de Saw es que han querido estirar un argumento que no daba para mucho más a lo largo de no dos, ni tres, ni cuatro películas, sino seis. Y la séptima, en 3D, caerá el año que viene.

saw-vi-

 

Y es que, a pesar de que la trama de Saw pueda parecer complicada, con miles de flashbacks buscando el desconcierto del espectador, no deja de ser un juego de luces y sombras mal logrado. Mientras veía Saw VI, me preguntaba (algo que ya me había pasado con sus anteriores entregas)… ¿a dónde nos quiere llevar el argumento? ¿Qué demonios nos quiere decir? ¿Acaso tiene algo nuevo e interesante que aportar? ¿A mí que coño me importa que (ejemplo ficticio) la chica de la tercera entrega estuviese compinchada con el policía de la quinta, que a la vez se cargó a una chica de la cuarta, que a la vez recibió un paquete que envió la de la segunda entrega, que era para que en la sexta tuviese que saber que debía tender una trampa al de la…séptima entrega? Con tanto flashback lo único que hacen es que uno pierda la paciencia y piense… ¿realmente esto tiene algún sentido? ¿Realmente queda algo interesante por contar, aquí?

Pero en fín, vamos a hablar de Saw VI (aunque realmente, me temo que hablar de Saw VI es cómo hablar de Saw III, IV y V, ya que son prácticamente un copia y pega); en esta ocasión, el juego de Jigsaw toma a un agente de una compañía de seguros cómo protagonista. Aquí es dónde viene una (otra) de las incoherencias del guión: hagamos memoria. Jigsaw cambia totalmente su personalidad a causa de un cáncer que lo está matando, y decide iniciar sus macabros juegos para que las personas elegidas empiecen a valorar realmente su vida (y lo que están haciendo con ella). Sin embargo, más adelante nos explicarán que realmente fue por perder a su hijo (en una de las escenas más cutres y lamentables que he visto en toda la historia del cine).

saw-vi

 

 

 

 

 

 

 

 

Sin embargo, según esta entrega, Jigsaw fue a su seguro a pedir un tratamiento para su enfermedad, ya que un doctor estaba experimentando una cura para su tipo de cáncer y, según éste, él era el sujeto perfecto para esta prueba. Sin embargo, el seguro le deniega injustamente el tratamiento, a lo que Jigsaw salta con que “el problema no es el dinero”, pero que lo van a dejar morir. Pero qué demonios… si el problema no es el dinero…¿entonces qué problema tiene Jigsaw? SPOILER: NINGUNO.

Y de eso va la sexta entrega. Jigsaw ha preparado un juego para hacer ver el tipo de decisiones arriesgadas que toma su agente de seguros denegando ayuda a sus clientes. Ok, la moraleja es aceptable, pero no tiene absolutamente ningún sentido dentro de la trama de Saw.

En cuanto las actuaciones, digamos que la mediocridad viene a ser la marca de la casa. Con la única excepción de Tobin Bell, que me parece sin duda el mejor actor de toda la saga -y con diferencia-, el reparto me parece uno de los peores jamás vistos en una película. Y, si a eso le sumas que este reparto suele aparecer en más de una película de la saga, la cosa ya se pone terriblemente fea.

parecidos razonables

Parecidos razonables

Voy a hacer una mención especial al que, sin duda, el peor actor de toda la saga. Y, personalmente, uno de los peores actores que he visto en toda mi vida y que espero no encontrarme en ninguna otra película, porque estoy seguro que la saga de Saw no me parecería tan mala de no ser por este hombre… Costas Mandylor. El personaje ya de por sí es totalmente plano y está muy poco trabajado sobre el papel , pero si a eso le sumas que el Mandylor procura poner cara de ladrillo durante toda la película, y que ni se esfuerza por poner una voz convincente en ninguna de las entregas en las que aparece… Siendo Hoffman un personaje con tan poca miga, sin embargo puedo imaginarme a Christian Bale en American Psycho interpretando a Patrick Bateman, un personaje de carácter frío pero que realmente te hace pensar “menudo hijo de puta sanguinario”. Sin embargo, cada vez que aparece Mandylor en pantalla, lo único que me pasa por la cabeza es “menuda mierda de actor” y “ni leyendo el guión lo harías peor”.

De la puesta en escena no se puede decir nada mejor. 100% videoclip.

Y lo más importante a estas alturas en la saga Saw: el gore. Pues, a pesar de la polémica con su censura en España (que bien seguro hará ganar muuuucho dinero a Disney cuando por fin levanten el veto, cosa que estoy seguro de que pasará), Saw VI no es ni más gore que sus predecesoras, y ni tan siquiera tan ingeniosa cómo las anteriores. Y es que es eso, cuando el guión y las interpretaciones fallan, lo mínimo que te esperas en una película de género es gore ingenioso…y nada, me temo que de eso Saw VI no tiene nada.

En conclusión: otra película de la saga que no aporta absolutamente nada. Hay que admitir que es bastante superior a la quinta entrega, pero la verdad es que no le veo mucho mérito superar a la peor entrega de la saga xD

A modo de último apunte, a pesar de que la película me haya parecido tan floja, debo decir que en absoluto estoy de acuerdo con la moción de censura realizada a la película. Además de absurda, ya que he podido ver en salas comerciales de cine películas mucho más bestias, me parece ridículo que a estas alturas se produzcan situaciones cómo la presente. Sinceramente, espero que no vuelva a repetirse ningún caso así con películas que realmente no tiene sentido que sean censuradas.

Las hijas de Zapatero

Me parece que no hace falta que explique mucho sobre el caso, al parecer ya está toda España informada.

Yo me he enterado hoy gracias al blog de Josepin (os recomiendo que os paséis).

A pesar de haberles censurado la cara a las menores (de 13 y 16 años) en la fotografía, no han podido impedir que ésta circulase rápidamente por la red.  Y cómo no, que hiciesen unos cuantos montajes con ellas.

Os dejo disfrutar de ellos:

zpsoeC_2_maincontent_71824_largeimage

killerZPhijaszpesplandor

ZPhijasa2sqr6

Por la red tenéis un montón más, yo sólo he puesto los que más me han “impactado”, por decirlo de alguna manera.

Meizu M8, el iPhone Killer por excelencia: os traemos el primer análisis español

A pesar de que hace unos días ya lo publiqué en uno de los foros en los que suelo escribir, Reproductor MP3, os dejo aquí mis primeras impresiones del Meizu M8, primer móvil de la compañia china conocida por su iPod Killer Meizu M6 y que ya desde los inicios prometía ser un gadget a la altura del iPhone (por un precio mucho, muchísimo más reducido).

meizu m8

Cabe recordar que se trata de un móvil que oficialmente no ha salido fuera de China, y que su firmware aún no ha llegado a la versión 1.0, por lo que, a pesar de que salió ya hace unos meses a la venta, hay algunos aspectos de éste que siguen estando en fase prácticamente beta (algo que para mí me parece relativamente bastante compresible, ya que Meizu no deja de ser una empresa pequeña en comparación a gigantes cómo Apple, Sony, Samsung y similares, y además es la primera vez que se embarcan en un proyecto de tal magnitud).

Por último, remarcar que este análisis recoge las primeras impresiones al respecto, y que mi intención es publicar en unas semanas otro análisis hablando de mi experiencia con el móvil, ya con más conocimiento de causa.

Página oficial: Meizu

Pues bien, pasemos sin más rodeos al análisis:

Sigue leyendo

¿Nueva ley antitabaco?

Según leo en 20minutos, el Ministerio de Sanidad se está planteando prohibir que se fume en todos los lugares públicos, lo cuál no me parece bien, sino genial.

La cuestión es la siguiente; cuándo empezó a salir el tema, hace unos años, de la ley antitabaco, personalmente me dejó bastante indiferente. No fumo, ni he fumado nunca, pero por aquéllos tiempos era tan común en el día a día el humo del tabaco que, aunque jodía, apenas le daba importancia.

Siempre hay una buena excusa para poner un vídeo de Bill Plympton xD

No fue hasta pasados unos meses de la ley antitabaco que dije…coño, qué bien se está en un bar tomando algo sin humo. Coño, qué bien está llegar a casa sin apestar a tabaco. Coño, qué bien esto de no volver a casa con los ojos rojos por el humo.

Así que bueno, entiendo que una nueva medida de esta magnitud dará mucho por saco a los fumadores, pero sinceramente… ¿tenemos que sufrir todas estas molestias por el vicio de otros? Claro, sí, también podemos sacar a relucir el tema de los borrachos, pero a los borrachos no te los encuentras en todos los bares, en todos los edificios públicos, en todas las salas de conciertos (todavía no entendiendo que sentido tiene fumar en un sitio lleno de gente apretujada, sudorosa y en la que hay de todo menos aire)…

Un punto interesante viene a ser el gasto sanitario más elevado que el de la media de la mayoría de fumadores. ¿Es lógico tener que pagar en la Seguridad Social el vicio de otros, que se están jodiendo la salud a sabiendas?

En fin, abro este post un poco a modo de debate. ¿Sois fumadores? ¿Qué os parece realmente todo este asunto?