Anuncio: Oh, Brother!

Otro de los pocos anuncios que salen hoy en día que valgan la pena. O, si más no, que consigan hacerte esbozar una sonrisa.

Se trata de Brother, un monstruo que convive con una familia. Cuanto más amor recibe, más crece!

Tratándose de monstruos así, a quién no le gustaría tener uno? 😀

P.D: Me recuerda a un gran Totoro, pero en feo! Y al monstruo de Monstruos S.A, ahora que lo pienso.

Anuncios

Solidaridad

No, no me he olvidado de publicar un post sobre la iniciativa, sólo que precisamente hoy ha fallecido mi abuelo de madrugada y ya os podéis imaginar cómo de bien ha ido el día…

Sobre lainiciativa:  el otro día Senovilla propuso que nos unieramos a ésta iniciativa.  Así que, al igual que más de 100 personas, acepté encantada. La iniciativa trata de escribir sobre qué es la solidaridad bajo mi punto de vista.

He de decir que me considero una persona bastante solidaria, trabajo en un geríatrico cuidando abuelitos y disfruto

anciano

como una cría cada vez que esbozan una sonrisa y me dicen “gracias” o alguna de estas

palabrillas que hacen que se te encoja el corazón. Y aunque no te lo agradezcan verbalmente ni gesticulando, siempre se siente uno bien.  No obstante no tengo suficiente con ayudar únicamente a los ancianos, así que estoy estudiando la carrera de enfermería para poder ayudar a cualquier persona en cualquier situación 🙂

Hambre

Para ser solidari@ es necesario reconocer la igualdad, reconocer la dignidad de las personas, reivindicar por los derechos básicos, intentar solventar aquellas carencias materiales/psicológicas de las personas, sentir empatia por los demás, interesarnos por las personas y  respetarlas como tales.

¿El porqué? Pues muy sencillo, porque es básicamente lo que todos necesitamos para vivir, para seguir adelante, porque al fin y al cabo todos somos una gran familia, todos somos humanos y todos tenemos los mismos derechos.

Ha muerto Coco, uno más de la familia…

Sé que nunca he escrito cosas personales en el blog, pero creo que hoy es un día bastante triste como para no hacerle mención.

Tal y como digo en el título, hoy ha muerto un miembro más de la familia, porque eso es lo que significaba para mi Coco (mi gato), uno más de la familia.
Siempre ha sido un gato muy tristón, pero esta última semana estaba excesivamente triste. Así que como lo recogí de la calle abandonado con poca vida hace unos meses y ya grandecito, creí que simplemente le harían falta mimos. Así que eso hice, le entré en mi habitación y me pasé cada día dándole cariño. Pero aún y así seguía triste, me ronroneaba, se acurrucaba a mi y me llamaba para que le mimase, pero le veía triste. coco

Antes de ayer empecé a sospechar que le habían envenenado, pues se estaba quedando muy delgado de no comer, así que le di leche para que vomitase el veneno. Y sí, vomitó pero seguía igual. Ayer apenas podía moverse y se caía si se levantaba, le costaba respirar, apenas ronroneaba y se orinaba inconscientemente.
Como estaba impaciente y no me puedo permitir actualmente un veterinario (aquí son carísimos, aunque de haber sabido que iba a morir hoy le hubiese llevado…) escribí un mail a Veterinaria Igfranvet, donde me recibieron con una atención increíble (y los que estoy muy agradecida) y me ayudaron a saber que Coco no estaba envenenado, sino que estaba intoxicado o sufría otro tipo de enfermedad y debía llevarlo urgentemente a un veterinario.
Decidí esperar al día siguiente (es decir, hoy) para llevarlo al veterinario, pues ayer ya era tarde. Pero hoy lo ha sido más, cuando he ido a verle ya había muerto.
Esta tarde lo enterraré, es lo mínimo que se merece.
Al menos no ha muerto en una clínica sondado, sino que ha pasado sus últimas horas rodeado de cariño y lo que es mejor, con su familia.
En fin, sólo quería desahogarme un poco, ya que le tenía muchísimo aprecio y me hacía una compañía increíble.  Espero que no os haya molestado.

Raquel.