Manzanas (semana 2/52)

Esta semana toca fotografiar…¡manzanas!

No tenía ninguna manzana interesante que fotografiar por casa (y con interesante me refiero a roja y brillante), así que Demon me dio la idea de fotografíar una manzana llena de pos-its que me regaló hace un tiempo. Así que eso hice.

Lo cierto es que no me terminaba de convencer por el hecho de que la manzana que sale en un segundo plano está algo torcida. Pero como Demon me dijo que le gustaba porque era “espontánea” (ejem, ejem, no sabe la de rato que me llevo montar el cutre-estudio-casero, que aún y así no ha quedado como quería), pues con ésta mismo he participando.

Opiniones, críticas (constructivas, ¡por favor!) serán bienvenidas para ayudarme a mejorar :)!

Anuncios

Amarillo (semana 1/52)

Como algunos ya sabréis, estoy pensando en abrir un blog nuevo únicamente dedicado a la fotografía, aunque no abandonaría a Demon y Zurcheva así como así, pues después de tanto tiempo por estos lares una le coge cariño al blog, así que imagino que me iría pasando para publicar alguna que otra cosilla no relacionada con el mundo de la fotografía.

Así que como aún no tengo blog y se avecina un mesecito de estudio y trabajo intensivo, va a ser imposible pensar en plantillas, nombres para poner al blog, diseño y demás. Con lo cual, seguiré rondando por aquí.

Desde hace ya cierto tiempo estaba pensando en participar en un proyecto 52 semanas. ¿Que qué es eso? Pues se trata de hacer una fotografía cada semana por un año. La temática puede ser libre o puede centrarse en algún tema. Yo ya tengo más o menos el tema pensado, pero como quiero que se estrene en el blog nuevo, he decidido participar, entretanto,  en un 52 semanas grupal con Miel y Limón (aunque he cogido el proyecto a la mitad, ¡pero bueno!). Ellas proponen un tema semanal y los miembros del grupo que deseen participar fotografían aquellos propuesto para colaborar, después, en un mural con 16 fotografías de los participantes diferentes participantes.

Y en fin, que hasta que no tenga blog exclusivo para ésto, iré publicando por aquí las fotografías con las que participe. La semana pasada tocaba el tema {Amarillo}, así que ahí van las dos fotografías con las que participé.

Nuestros 2 minutos de odio por Bin Laden

Hoy ha saltado la noticia de la muerte de Bin Laden. Americanos orgullosos ondean sus banderas, Obama obtiene un nuevo soplo de popularidad y líderes de todo el mundo felicitan la actuación y buen hacer del gobierno norteamericano. Todos contentos.

Y yo me pregunto… ¿aquí que ha pasado?

En cuestión de horas, se han divulgado y, posteriormente, desmentido, imágenes del cadáver del archiconocido terrorista; otro gran ejemplo de cómo nuestros medios de comunicación son torpes, fáciles de engañar y trivialmente manipulables.

Y, por desgracia, nosotros reunimos también muchas de estas características. Dicen que estamos en la era de la información, aunque se podría decir más bien que estamos en la era de la sobredosis de información. Nos bombardean a información, día tras día, minuto a minuto. Cientos y cientos de noticias que no tenemos tiempo a digerir, por lo que nos parece notablemente más que aceptable que nos las den bien masticadas y, porqué no, “reflexionadas” de antemano. Así, los medios cada vez tienden a mostrarnos su opinión sobre los hechos prácticamente por encima de los propios hechos, y nosotros cada vez tendemos más a hacer de la opinión de otros la nuestra.

Lamentablemente, algo que podría parecer tan exagerado realmente no lo es tanto. Recuerdo no hace mucho, estando en casa de un amigo, cómo su hermana, de unos 17 años, al ver una noticia de Gadafi en el telediario, comentaba que “daba mucho miedo, y a ver si lo mataban ya”. Y es que, como Orwell ya confabulaba en 1984, nosotros ya tenemos nuestros rincón del odio, nuestro propio Goldstein a quién odiar. Esos villanos, terribles y feos terroristas que aparecen por la televisión, de los que no conocemos más que lo que nos cuentan, pero que odiamos tanto. Esos terroristas que, curiosamente, meses antes negociaban con nuestros gobernadores, a los que compraban armas y estrechaban las manos con una sonrisa en la boca, esos terribles desalmados en los cuáles nuestros jefes de estado no repararon de su villanía por pura ¿ingenuidad?

Por esto mismo se me hace patético ver a norteamericanos celebrando la nueva, a los políticos felicitando la actuación estadounidense, a Obama ganando futuros votos por tal hazaña. Muchos la califican como “el triunfo de la libertad”, pero a mí me lo parece más bien el de la estupidez.

En primer lugar, por la inconsistencia de las pruebas del hecho. No creo que sea una locura pensar que ésto no es más que una estrategia para que Obama vuelva a ganarse el respeto de su nación (respeto que ganó básicamente por su cara más que por sus acciones, sinceramente) pocos días después de haber anunciado que volvería a presentarse en las elecciones.

Y, por otro lado, no hay que dejar de margen que Bin Laden nunca ha dejado de ser en sí una caricatura para todos nosotros. Son 10 años de impacto mediático en la que nos han mostrado que debemos odiarle y temerle, mostrandonoslo como el causante de todo mal… y sin embargo, no dejan de ser curiosos los vínculos económicos que unen a la familia bin Laden con la del expresidente Bush (tanto hijo como padre), ni tampoco pasa desapercibido el curioso hecho de que los atentados del 11S desencadenasen la excusa perfecta para que Estados Unidos iniciase una guerra en la que, curiosamente, parece que el mayor interés no era la “venganza” – o justicia, como los medios se apresuran siempre a matizar -, sino el petroleo.

Sea como sea, aquí tenemos a un novel de la paz reivindicando el asesinato, aquí tenemos a todos nuestros políticos vitoreándolo, y aquí tenemos a todos los que se alegran de que ese hombre tan feo y malo haya muerto, y que se haya hecho justicia.

Lo importante es que odiemos a quienes nos digan que debemos odiar. Así podemos dejar que nuestros benevolentes políticos puedan seguir haciendo lo que mejor saben hacer: matar, robar y manipular a sus anchas.

Estuvimos en el Mercado Medieval de Vic 2009!

Pues bien, por fin hemos ido ya al mercado medieval de Vic, y he de decir que ha estado muy bien, la verdad.

Hemos ido en tren, por supuesto, no quiero imaginar la de atascos y caravana que debe suponer ir en coche, pues parecía que todo el mundo hubiese reservado el sábado para ir al mercado (también es verdad que el año pasado fuimos en viernes y no había, ni mucho menos, la cantidad de gente que había hoy).

A pesar de la gente, hemos podido mirar todas las paraditas medianamente con calma. Habían muchas, algunas parecidas entre ellas pero la mayoría de diferentes cosillas…vamos, que había de todo un poco, cosa que hace que el paseo se haga muy ameno.

Nos hemos encontrado con paraditas de armas medievales (a muy buen precio), paraditas de tejidos como bufandas, ponchos, guantes y ropa de todo tipo hecha a mano (ahora que lo pienso me quería comprar una bufanda y al final me he ido sin ella), paraditas de comida como quesos gigantes, mermeladas, turrones, panes, chocolates, pastas, pasteles, carne a la brasa, embutidos, etc., paraditas de artesanías como figuras o decoración de madera, arcilla, cerámica, metal, de mimbre,…todo tallado o hecho a mano, muy bonitas la mayoría de cosas, pasa que claro, el bolsillo tampoco daba para mucho.

Paraditas!

El ambiente genial, como ya de por sí Vic tiene una estética muy medieval (por las calles de piedra, las cuestecitas, las viviendas,…) el Mercado Medieval le venía que ni pintado. Además de vez en cuando pasaba un grupo de músicos vestidos de época tocando música, como no, de la época. Las paraditas estaban todas adornadas, junto con sus dueños vestidos totalmente de época (con sus capas, sus diademas de flores, sus botas,…).

Por todos los rincones de Vic se hacían diversas actividades, como paseo en pony para niños, tiro con arco, nórias de madera, muestra de animales como caballos,…Este año no tenían aves de muestra, o al menos no era hoy el día.

Tiro con arco

El clima, bueno, más soportable de lo que pensabamos. Hemos llegado allí sobre las 15:30 de la tarde y estábamos a 14ºC más o menos, y a las 20h, cuando íbamos a coger el tren de vuelta, sobre unos 7ºC, aunque me temo que eran menos, porque mis manos estaban completamente heladas, y qué decir de los pobres pies…

Cabrita amamantando a sus crías

Opinión general…pues muy buena y totalmente aconsejable. Si vais en tren es muy cómodo, y a parte de no encontrar atascos (a menos que nuestra querida Renfe falle) el paisaje es bastante agradable. Tampoco lo veo como para verlo en 2 días, por ejemplo, nosotros en una tarde lo hemos visto enterito, y varias veces.

P.D: Siento no haber puesto muchas fotos, con la de gente que había me era prácticamente imposible hacer una foto decente sin que saliesen cabezas tapándome la fotografía :(!!

Más fotos tras salto.

Sigue leyendo

Mercado medieval de Vic 2009!

Como cada año, la ciudad de Vic se convierte por 4 días  en una ciudad medieval (del 5 al 8 de diciembre).  Hay una infinidad de paraditas increíbles (370 paradas, nada más y nada menos), de artesanías, perfumes, jabones, hierbas para infusiones, manualidades, muchísima comida como quesos, embutidos, pastas, cocas, panes hechos en horno de los buenos, juguetes de época para los niños, réplicas de armas, etc.

(click para agrandar)

A parte de que la ciudad está totalmente decorada como si estuviésemos en la Edad Media, también lo están los vendedores y sus respectivas paraditas, algunos con cotas de malla, mantos y capas, otros de juglares,…

Yo sólo estuve el año pasado, y la verdad es que me lo muy bien. Y este año, a menos que me llamen para ir a trabajar, iré también a pasar el día. Ya haré algún post con fotos y demás :).

Para todos aquellos que tengan la oportunidad de ir, que se animen a pasar el día por la ciudad medieval de Vic.

Por cierto, aviso que Vic es una ciudad muy muy fría (estudio allí, como para no saberlo!), así que si venís, venir preparados con ropa de invierno, que no os sobrará ;)!

Ya me diréis si venís o no!

Aquí os dejo la página del Mercado medieval de Vic para cualquier duda. Podréis encontrar la programación de actividades, una galería de fotos y el acceso.

Mi nuevo loro Yaco!

Como a mi abuela no le gustan mucho los animales, ahora que está sola se encuentra que no sabe qué hacer con ellos (tiene pollos, pajarillos, un perrito y un loro yaco).

Así que como sabía que tanto mi madre como yo estamos enamoradas del loro (tiene 12 años, pero duran 60 – 70), nos lo ha regalado :D!!! Hoy lo hemos traído para casa, así que tendrá que habituarse a su nuevo hogar y familia (aunque ya nos conocía).

De momento cuando nos acercamos se “bufa” un poco, y si nos alejamos algo nos hace ruiditos y nos habla. No se le puede meter la mano en la jaula porque no ha recibido ningún adiestramiento y seguramente nos picaría, pero aun y así es toda una monada. Cuestión de tiempo imagino, como todo.

¡A mí ya me ha dejado rascarle la cabeza durante un buen rato! Y sino saca el pico y se lo acaricio.

Ahora estamos buscándole una jaula grande y nueva, pues la que tiene es muy vieja y demasiado pequeña. Mañana a ver si bajo a Barcelona y encuentro alguna bien maja y económica, que son carísimas!

Aquí os dejo dos fotos suyas, ya os pondré más cuando compremos la jaula, que en ésta se desluce muchísimo y es una preciosidad de loro, aparte de que sale bufado:

Lorito

Lorito II

(click para agrandar)

Excursión II: Montserrat

Como este verano no me he ido de vacaciones, pues he ido aprovechando para hacer excursiones varias (ya las iré publicando). Una de ellas fue ir a Montserrat, no había ido nunca – y mira que lo tengo bastante cerca – y me hacía mucha ilusión.

Montserrat es una de las montañas más importantes de Cataluña y se alza hasta los 1.236 metros de altura.  Su nombre significa en castellano Monte (mont)  serrado (serrat), ya que parece que haya sido serrada a propósito por su extraño relieve.

Vistas desde el cremallera

Vistas desde el cremallera

Yo fui en coche, aunque también podéis optar por ir en tren con los FGC (aquí más información). Como nos dijeron que había muy mala carretera para subir a la montaña decidimos dejar el coche en el aparcamiento gratuito (y vigilado) de Monistrol de Montserrat. Allí mismo se encuentra el tren cremallera que sube hasta arriba de la montaña (tarifas aquí).

Decidimos ir un lunes porque he leído/oído que ir un día festivo es una locura de la gente que hay. Cuando fui la verdad es que había poca gente y se podía ver Montserrat entero con toda la tranquilidad del mundo. No hice ninguna ruta por la montaña porque empezó a nublarse y a hacer un frío horrible y como nadie llevaba ropa de abrigo, nos tuvimos que ir, pero bueno, si algún día vuelvo a ir, ya haré alguna ruta.

Montserrat II

Vistas desde la montaña

Una vez en Montserrat podéis visitar el monasterio benedictino, la escolanía de niños cantores, un museo con obras como el Greco, Picasso o Salvador Dalí, una tienda bastante grande e interesante de souvenirs, paraditas por la calle de gente vendiendo quesos, mermeladas, turrones y cosillas artesanales, etc.

Nada más salir del cremallera nos encontramos con estas vistas, no me direis que no es bonito?

Nada más salir del cremallera nos encontramos con estas vistas, no me direis que no es bonito?

Aquí os dejo unas cuantas fotos que hice (clicar encima para verlas más grandes):

Es la misma que la anterior pero con el relieve de la montaña más enfocado. Me hizo gracia porque parecía un gigante de piedra :)!

Es la misma que la anterior pero con el relieve de la montaña más enfocado. Me hizo gracia porque parecía un gigante de piedra :)!

Montserrat V

Más vistas nada más salir del cremallera

Esta foto que hice me encanta. Entre las flores, el paisaje y las nuves que se ven al fondo cubriendo la montaña...¡me encanta!

Esta foto que hice me encanta. Entre las flores, el paisaje y las nuves que se ven al fondo cubriendo la montaña...¡me encanta!

Sigue leyendo