Serie recomendada: Riget

No quiero enrollarme y me enrollaré. Y es que, señoras y señores, Riget lo merece.

Me cansa la previsibilidad de las series. Empiezas una serie, sabes que es una comedia. Te encontrarás chistes cada 30 segundos. Empiezas otra, esta vez de acción. Tiros, persecuciones, bombas. Otra, ahora un drama. Lágrimas, relaciones rotas, muertes. Todas y cada una de ellas, independientemente de su calidad, pecan de partir de un patrón repetido hasta el desgaste; con alguna u otra puntual variación, nos encontramos los mismos arquetipos, las mismas tramas, la misma plantilla a seguir que hemos visto mil y una veces, llevada con mayor o menor gracia.

Las cosas como son: a la hora de ver una serie uno no suele tener demasiadas pretensiones, ni espera ser sorprendido (vamos, al menos yo me he acostumbrado a no serlo)… pero sin embargo, en ocasiones, uno se topa con algunos casos peculiares, algunos casos en los que todo se sale de los patrones e, increíblemente, todo funciona a la perfección.

Y precisamente Riget encaja perfectamente con esta descripción. Sigue leyendo

Anuncios