Estuvimos en el Mercado Medieval de Vic 2009!

Pues bien, por fin hemos ido ya al mercado medieval de Vic, y he de decir que ha estado muy bien, la verdad.

Hemos ido en tren, por supuesto, no quiero imaginar la de atascos y caravana que debe suponer ir en coche, pues parecía que todo el mundo hubiese reservado el sábado para ir al mercado (también es verdad que el año pasado fuimos en viernes y no había, ni mucho menos, la cantidad de gente que había hoy).

A pesar de la gente, hemos podido mirar todas las paraditas medianamente con calma. Habían muchas, algunas parecidas entre ellas pero la mayoría de diferentes cosillas…vamos, que había de todo un poco, cosa que hace que el paseo se haga muy ameno.

Nos hemos encontrado con paraditas de armas medievales (a muy buen precio), paraditas de tejidos como bufandas, ponchos, guantes y ropa de todo tipo hecha a mano (ahora que lo pienso me quería comprar una bufanda y al final me he ido sin ella), paraditas de comida como quesos gigantes, mermeladas, turrones, panes, chocolates, pastas, pasteles, carne a la brasa, embutidos, etc., paraditas de artesanías como figuras o decoración de madera, arcilla, cerámica, metal, de mimbre,…todo tallado o hecho a mano, muy bonitas la mayoría de cosas, pasa que claro, el bolsillo tampoco daba para mucho.

Paraditas!

El ambiente genial, como ya de por sí Vic tiene una estética muy medieval (por las calles de piedra, las cuestecitas, las viviendas,…) el Mercado Medieval le venía que ni pintado. Además de vez en cuando pasaba un grupo de músicos vestidos de época tocando música, como no, de la época. Las paraditas estaban todas adornadas, junto con sus dueños vestidos totalmente de época (con sus capas, sus diademas de flores, sus botas,…).

Por todos los rincones de Vic se hacían diversas actividades, como paseo en pony para niños, tiro con arco, nórias de madera, muestra de animales como caballos,…Este año no tenían aves de muestra, o al menos no era hoy el día.

Tiro con arco

El clima, bueno, más soportable de lo que pensabamos. Hemos llegado allí sobre las 15:30 de la tarde y estábamos a 14ºC más o menos, y a las 20h, cuando íbamos a coger el tren de vuelta, sobre unos 7ºC, aunque me temo que eran menos, porque mis manos estaban completamente heladas, y qué decir de los pobres pies…

Cabrita amamantando a sus crías

Opinión general…pues muy buena y totalmente aconsejable. Si vais en tren es muy cómodo, y a parte de no encontrar atascos (a menos que nuestra querida Renfe falle) el paisaje es bastante agradable. Tampoco lo veo como para verlo en 2 días, por ejemplo, nosotros en una tarde lo hemos visto enterito, y varias veces.

P.D: Siento no haber puesto muchas fotos, con la de gente que había me era prácticamente imposible hacer una foto decente sin que saliesen cabezas tapándome la fotografía :(!!

Más fotos tras salto.

Sigue leyendo

Anuncios