Grupos recomendados: Imelda May e Imperial Swing Orchestra

Supongo que por culpa del nuevo single de Diablo Swing me ha venido la semana swinguera, así que quería aprovechar la oportunidad para recomendaros un par de grupos, uno de los cuáles (Imelda May) mi tramposa memoria me había hecho creer que había mencionado ya por el blog.

Imperial Swing Orchestra

Admito que aún siendo uno de mis estilos musicales favoritos, lo cierto es que conozco más bien muy pocos grupos del género. Por ello fue una agradable sorpresa cuando, el otro día, youtubeando, me encontré con Imperial Swing Orchestra. Se trata de una banda de swing con una muy corta trayectoria y nula (nulísima) información por la red al respecto, por lo que si alguien tiene alguna información más sobre la banda, es bienvenida.

Su discografía está compuesta por un album homónimo de 5 temas, publicado en 1998, y Stay Hot, de 11 temas, publicado en 2000. Afortunadamente, es más fácil encontrar por internet sus discos antes que la información de la banda, así que al menos nos ha quedado la música de testigo de su existencia. Os dejo con una de mis favoritas, Girl with the Crimson Hair:

Imelda May

En este caso hablamos de una banda de rockabilly (no, no es swing, pero estos días estoy escuchandolos mucho también) que hoy por hoy está dando mucho que hablar. Tienen en su haber 3 discos, de los cuales me quedo, sin lugar a dudas, con Love Tattoo, que desde su primera escucha entró en mi categoría de discos a escuchar en modo bucle durante horas, días, semanas y meses.

A todo esto, no deja de ser una agradable sorpresa que de vez en cuando en algún centro comercial o en algún anuncio se deje caer alguna canción de la banda. De las pocas veces que se deja oir música decente por lugares públicos, en ocasiones hasta me pongo a buscar la cámara oculta.

Os dejo, pues, con uno de mis temas favoritos:

Así pues, espero que os gusten las recomendaciones… y, evidentemente, son bienvenidas las vuestras.

Anuncios

Crónica Sitges 2008 (y II): Reflejos, Ponyo, Let the right one in y Synecdoche, New York

Pues nada, con esto cierro lo que para mí ha sido el año que más he podido disfrutar del festival. A primera vista, la cosa no prometía demasiado, con pocos títulos destacados y que no acababan de tener demasiada buena pinta. Sin embargo, todas y cada una de las películas que he podido ver han sido de una calidad notable…eso no significa que no hayan habido malas películas este año (Sky Crawlers y Soy un pelele han sido criticadas cómo de auténtica bazofia).

Pues nada, directos a lo que interesa:

Reflejos, o la americanización de Aja

Nada más ver el trailer se me quitaron las ganas de verla. Tras trabajos cómo Alta tensión y la brutal revisión del clásico Las colinas tienen ojos, uno se hacía la idea de que Alexandre Aja no bajaría el listón intentado adaptarse a los canónes de Hollywood…sin embargo, no ha sido así, y Reflejos es una flojilla (que no mala) película de terror sobrenatural, entretenida pero sin demasiadas pretensiones, y bastante previsible (en mi opinión, lo peor son los personajes de copia y pega)…a todo ello cabe sumarle que se trata de otro remake de una película coreana.

La cuestión es… ¿será el principio del fin de Aja? Esperemos que no, pero ya se ha embarcado en otro innecesario remake, en este caso de la casposilla Pirañas. Crucemos los dedos para que este joven realizador vuelva a apostar por la innovación, y no por los refritos.

P.D: El niño de la peli me cae muy mal xD

Nota: 5,5 – 6

Ponyo on the Cliff by the Sea, marchando una de Ghibli sin villano

Una de las sorpresas del festival fue el estreno de lo nuevo de Ghibli: Ponyo on the Cliff by the Sea, una entretenida y elaborada película de animación que nos muestra la relación de amor/amistad entre un niño de 5 años y un pez de colores con poderes mágicos – puesto que tiene unos padres un tanto peculiares-.

Se trata de un efectivo film ambientado mayoritariamente en un paisaje marítimo, con las acostumbradas dosis de fantasia del estudio. Sin embargo, en mi opinión “falla” el hecho de que la trama es bastante simplona y realmente se echa en falta algún villano o algo que complique un poco más las cosas a los protagonistas… a pesar de ello, admito también que soy un poco finolis, y que Ponyo realmente es un buen film, sencillo pero en resumidas cuentas bueno y con sus momentos divertidos.

Nota: 7,5

Let the right one in, romance vampírico

Otra de las películas con no demasiado renombre pero con muy buena factura es Let the right one in, un film de vampiros que narra la relación entre Oskar, un chico con padres divorciados y problemas en el colegio -le acosan unos matones de su clase- y Eli, una chica solitaria y bastante peculiar (creo que es el motivo es bastante obvio xD).

Lo que podía haber sido una pastelorra historia romántica con toques vampíricos es, sin embargo, una película con buen guión, actores y ambientación -además, es de agradecer alguno de los toques de humor y gore de la película-.

Lástima que la película quede posiblemente condenada al anonimato, porque la verdad es que merece la pena verla.

Nota: 8

Synecdoche, New York; en los límites de la irrealidad

Sin lugar a dudas, la más rara que he visto este año en el festival. En ella, se nos muestra la historia de un guionista al cual la vida no le está sonriendo en absoluto: su mujer se va a vivir sola, llevando consigo a su hija, y la posible salvación de éste, el romance que mantiene con la taquillera del teatro para el que trabaja, se va a pique. Por ello, decide dar un giro radical a su vida: convertir todo lo que le rodea en una obra de teatro de extensiones demenciales.

Curiosa e inquietante a ratos por su mezcla de dramatismo y humor… una interesante representación de la realidad dentro de la realidad, en la que nada tiene sentido.

Nota: 7

Crónica Sitges 2008 (I): The Cottage y Surveillance

Puesto que al fin dos de los factores más incompatibles de la humanidad, tiempo y dinero, se han puesto a mi favor, durante estos días iré comentando por aquí las películas que vaya viendo este año en el festival de cine de terror y fantástico de Sitges.

Sinceramente, este año no hay ninguna película que me llame especialmente la atención, así que la estrategia para elegir lo que veo va a partir, básicamente, de una mezcla de instinto, chorra y compatibilidad de horario xD

Al menos, hoy puedo decir que ha habido suerte (no como otros años, en los que llegué a tragarme lo que, en mi opinión, son grandes bodrios cómo Izo, de Miike y Glory to the Filmmaker, de Kitano). Vayamos al asunto:

The Cottage: espectáculo gore + humor bastante acertado

A causa de las laaaaaaaaaargas e interminables colas para comprar entradas, hemos acabado (yo y Endless, se entiende xD) viendo la película un poco empezada, y además con un sitio bastante incómodo (parte de arriba, bastante alante, por lo que la pobre Endless ha acabado con torticulis porque no veía bien los subtítulos xD).

The Cottage es una película realizada con la sana intención de entretener y hacer pasar un buen rato a todo aquél que se considere aficionado del gore con tintes (en este caso, muchos) de humor. El film gira en torno a dos hermanos que deciden secuestrar a la hija de un mafioso; el plan, que en principio se asemeja sencillo y sin dificultades, acaba yéndose a pique a causa de la ineptitud de los secuestradores. A todo esto, el festival gore se desencadenará cuando todo este séquito de personajes tope con un psicópata salvaje (muy al aire de Leatherface, de La matanza de Texas).

Personalmente me ha parecido un buen film, bien llevado y con momentos muy logrados -el trozo de pie amputado, calcetín incluido, las polillas,… -, idóneo para pasar un buen rato. Eso sí, estoy seguro que es de estas películas que pierden mucho con el revisionado, pero bueno, la primera vez te ríes lo suyo xD

Nota: 7

Surveillance: no todo es lo que parece

La hija de David Lynch (de momento, su corta filmografía de 2 películas no le ha permitido quitarse la muletilla de encima), Jennifer Lynch, nos presenta un film violento y dramático, en la que dos agentes del FBI tratan de escarbar qué se esconde tras una series de asesinatos cometidos en una desértica carretera a partir de la declaración de 3 de los testigos, dos de los cuáles tienen algo que esconder…

Con un planteamiento bastante interesante, aunque de desarrollo lento, Jennifer Lynch nos muestra una historia en la que es difícil determinar quién es bueno y quién malo, pues cada personaje arrastra tras de sí una serie de cualidades no especialmente buenas. Personalmente, no he visto demasiada cosa de Lynch -lo sé, debería ponerme en ello xD-, pero por lo que he oído parece que Jennifer ha usado alguno de los recursos narrativos de su padre, dejando clara también cierta influencia de éste.

En conclusión, se trata de una buena película, algo lenta a ratos, pero a la que sin duda vale la pena echarle un vistazo.

Nota: 7,5

A ver si la suerte sigue acompañando y las siguientes películas que vea mantienen el nivel de calidad de ambas xD

A todo esto, intentaré hacer fotos y reseña de la maratón zombie!