XVIII Salón del manga

Después de 15 años emplazadas en La Farga de Hospitalet, y teniendo ya por costumbre año tras año ver el ambiente otaku a dos pasas de casa, el cambio de sede del Salón del Manga realmente supuso un curioso cambio de perspectiva pero que, afortunadamente, ha aportado algunas novedades interesantes al Salón (que prácticamente ha doblado su capacidad).

Salón del Manga 2012-2

Así pues, el nuevo recinto, en la Fira de Barcelona, sede habitual del Salón del cómic, y la consecuente ampliación del espacio útil han hecho de esta edición una de las más – sino la que más – completas a nivel de actividades relacionadas con el manga y la cultura japonesa, algo que poco a poco ha ido incrementandose edición tras edición y que realmente es un gran punto a favor – sobretodo porque creo que al fin y al cabo, la gracia del salón es que sea algo más que una congregación de tiendas de temática otaku -.

Salón del Manga 2012

De este modo, Endless pudo pasarse un rato por el taller de kimono de Origami – o más bien no pudo resistirse a la fuerza invisible que la atrajo hacia el stand – impartido por una carismática mujer japonesa mientras yo me deleitaba con un cuanto menos estrambótico karaoke a ritmo de dos japonesas equipadas con ese genial e incomprendido instrumento que es la melódica.

Salón del Manga 2012-4

Este año el Salón dedicaba una de sus exposiciones a una de las grandes obras de Estudio Ghibli, Porco Rosso, con razón del vigésimo aniversario de ésta, así como un amplio abanico de actividades centradas también en el vigésimo aniversario de Dragon Ball en España.

Salón del Manga 2012-6

Así, entre tienda y tienda, taller y taller, este año una de las mayores novedades era una renovada y ampliada – muy ampliada, de hecho – sección dedicada a la gastronomía japonesa, donde nos encontramos con antiguos conocidos como Takashi Ochiai (que además impartió una interesante clase magistral sobre la preparación de mochis, que tuvimos oportunidad de degustar – bueno, algunos lo llaman degustar, otros lo llaman devorar -), la gente de Yatai ( Take Away de comida japonesa de visita obligada cada vez que vamos al festival de cine de Sitges) y muchos otros espacios de restauración que suponen una atractiva oferta que invita a no abandonar el salón a la hora de la comida.

Salón del Manga 2012-5

Como detalle adicional, remarcar que si visteis por el salón a un tipo raro con una máscara terriblemente mal hecha del Ecce Homo (y que se iba cayendo a pedazos, o mejor dicho, a pelazos, ya que su fragante cabellera iba desapareciendo a lo largo de la jornada), ese tipo era ni más ni menos servidor.

Anuncios

Salón del Manga 2010

Y como cada año, Demon y yo volvimos a ir. Íbamos con la idea de hacer la cola para tener el descuento de 2€ que nos ofrece el Carnet Jove, pero fue ver la cola kilométrica y buscar el cajero más cercano para ahorrarnos la cola de 2h como mínimo. Y al final, como mucha gente, acabamos dentro por 6€ (cada año suben el precio…).

Creo que todo el mundo coincirá con que este año en el Salón habían menos cosas, o al menos de las que yo buscaba. Iba básicamente para comprar cosas del Studio Ghibli: peluches, cartas, alguna figurilla,…Y en comparación al año pasado que habían muchas más cosas de Ghibli y me reservé para comprar este año, no había prácticamente nada. No encontré cartas de Totoro, Monoke, Chihiro o el Castillo Ambulante, no habían peluches de Totoro (salvo uno mismo repetido que además me parecía caro y en Norma Cómics de Barcelona hay uno más grande y mejor hecho a mejor precio), de figuritas sólo habían unas pocas contadas que además no me parecían demasiado bien pintadas,…

A destacar sobretodo el Stand del Studio Ghibli y sus ofertas en DVDs y pósters, aunque al final no compré nada allí.
Por todo lo demás, el Salón es lo mismo de siempre, muchos stands, zona de videojuegos en la planta de arriba, stands-restaurantes para comer algo, stands de picoteo como chucherías, fuente de chocolate, etc… 🙂

Y en fin, aquí mis pocas adquisiciones ghibliescas:

El peluche de Ponyo (no soy de peluches, pero Ghibli es Ghibli):

Un precioso Kodama con un cascabel dentro:

Y aquí un regalito que me hizo Demon para el móvil:Un flan con fresa y nata! Uno de mis muchos postres preferidos 😀

Está hecho de pasta fimo (eso que algún día haré) y con pasta de papel, o algo así, porque ni las que lo habían hecho sabían cómo demonios se llamaba la pasta.

Y hasta aquí el día del Salón! Demon no se compró nada, iba a por un póster de Mononoke o Nausicaä pero al final nada, y de sus queridos mangas Black Jack no encontró ninguno.